Amor en tiempos de oposición

Estar metido de lleno en el torbellino de una oposición es como lanzarte en una montaña rusa llena de libros, apuntes y, no nos engañemos, mucho estrés. ¿Pero qué pasa con el amor en todo este caos? Vamos a desmenuzar si es inteligente o una locura emocional el tener pareja mientras te enfrentas a conseguir tu plaza fija.

No os voy a contar cómo son las oposiciones, porque ya lo sabéis… horarios agotadores, noches sin dormir, calendarios que nos persiguen por todas partes… ahora, sumémosle una relación amorosa. Para algunos esta relación puede ser su salvavidas durante este proceso, y es totalmente cierto. Tener a alguien que esté a tu lado, que te escuche, que te apoye, o que simplemente te cuide, puede ser un plus maravilloso para tener tu cabeza centrada. Sin embargo, también puede significar desafíos adicionales. “¿Puedo salir a cenar con mi pareja si aún no he terminado el repaso?”, “¿Se enfadará conmigo si cancelo el plan de hoy?”.

Pero ojo, no todo es así. Una relación durante las oposiciones puede enseñarte a administrar mejor tu tiempo. Entre memorizar la cascada de coagulación e interpretar un electro, encontrar tiempo de calidad para tu pareja (y amigos) aunque parezca difícil en algunos momentos, es más que posible.

Ahora, la pregunta del millón: ¿mejor estar soltero o en pareja durante esta locura? Pues siento deciros que evidentemente, no hay respuesta universal. Algunos te pueden decir que el tiempo y la energía que ahorras al no estar en una relación te dan más balas para enfrentar las preguntas de opción múltiple. Menos drama emocional, más tiempo para estudiar. Pero, por otro lado, otros pueden decirte que sin nadie que te anime al lado, la oposición se puede hacer muy cuesta arriba.

Sinceramente, la clave está en encontrar el equilibrio y en hacer lo que te de paz y sea mejor para ti y tu salud mental. Si tienes pareja y decides embarcarte en una oposición con alguien a tu lado, la comunicación será tu mejor aliada. Hablad sobre las expectativas y las preocupaciones. ¿Necesitas pasarte un día entero estudiando sin interrupciones? Comunícalo. ¿Tú pareja necesita algo más de atención? Escucha. Si no tienes pareja y durante el proceso de la oposición aparece la oportunidad, decide lo que sientas y no te quedes con las ganas de hacer nada, poco a poco irás encontrando el camino.

Al final del día, durante este proceso lo más importante es que cuides de ti. No dejes que nadie te quite eso o te haga dudar, puedes con todo.

Categorías

Categorías

Examen MIR/EIR

¿Valorando presentarte de nuevo?

Entradas recientes

Compartir