Inspector de Hacienda: requisitos, convocatoria y plazas

¿Qué requisitos se exigen para poder participar en la oposición de Inspección de Hacienda?

Los requisitos para participar en cualquier proceso selectivo de Inspección de Hacienda, son los siguientes:

a) Tener la nacionalidad española.

b) Poseer la capacidad funcional para el desempeño de la tarea.

c) Tener cumplidos dieciséis años y no exceder, en su caso, de la edad máxima de jubilación forzosa.

d) No haber sido separado mediante expediente disciplinario de cualquiera de las Administraciones Públicas o de los órganos constitucionales o estatutarios de las Comunidades Autónomas, ni hallarse en inhabilitación absoluta o especial para empleos o cargos públicos por resolución judicial, para el acceso al cuerpo o escala de funcionario, o para ejercer funciones similares a las que desempeñaban en el caso del personal laboral, en el que hubiese sido separado o inhabilitado.

e) Poseer la titulación exigida.

f) Podrá exigirse el cumplimiento de otros requisitos específicos que guarden relación objetiva y proporcionada con las funciones asumidas y las tareas a desempeñar. En todo caso, habrán de establecerse de manera abstracta y general.

Procedimientos para ser inspector de Hacienda

Para lograr ser Inspector de hacienda existen dos procedimientos: el libre, para cualquier persona que reúna los requisitos y el de promoción interna, reservado para los que ya son funcionarios con determinadas condiciones y requisitos.

En este sentido la legislación nacional establece que los funcionarios de carrera tendrán derecho a la promoción profesional que conlleve la mejora tanto en el puesto de trabajo como en las retribuciones y a lo que se denomina carrera profesional entendiendo por tal el conjunto ordenado de oportunidades de ascenso y expectativas de progreso profesional conforme a los principios de igualdad, mérito y capacidad.

A tal objeto, las Administraciones Públicas promoverán la actualización y perfeccionamiento de la cualificación profesional de sus funcionarios de carrera y que podrán consistir, entre otras, en la aplicación aislada o simultánea de alguna o algunas de las siguientes modalidades:

a) Carrera horizontal, que consiste en la progresión de grado, categoría, escalón u otros conceptos análogos, sin necesidad de cambiar de puesto de trabajo.
b) Carrera vertical, que consiste en el ascenso en la estructura de puestos de trabajo por los procedimientos de provisión examinados.
c) Promoción interna vertical, que consiste en el ascenso desde un cuerpo o escala de un Subgrupo, o Grupo de clasificación profesional en el supuesto de que éste no tenga Subgrupo, a otro superior.
d) Promoción interna horizontal, que consiste en el acceso a cuerpos o escalas del mismo Subgrupo profesional.

¿Cómo te ayudamos en Grupo CTO a preparar las oposiciones?

Cuando una persona se está planteando cómo salida profesional hacer la oposición de Inspección de Hacienda una de las primeras dudas que se plantea es si puede preparársela por su cuenta o si necesita de una preparación profesional.

En este punto podemos decir que las dos opciones son posibles. Es cierto que hay personas que preparándose por su cuenta han superado la oposición sin ningún problema, pero no es menos cierto que, en general, esta opción requiere un mayor esfuerzo y dedicación.

Está constatado que es mucho más difícil la preparación particular que la preparación con un profesional dado que, en este último caso, permiten al opositor dedicarse al 100 % a aquello a lo que se tiene que dedicar que no es ni más ni menos que el estudio de los temas; por su parte, desde CTO como centro de formación, tenemos la tarea de  facilitar dicha preparación, dirigiendo y planificando los estudios del opositor, supervisando dichos estudios corrigiendo sus defectos y potenciando las virtudes y todo ellos desde el punto de vista de preparación integral de la oposición, impulsado todos y cada uno de los exámenes según su importancia relativa en el contexto de la oposición y el grado de exigencia; en este punto, destacar dos aspectos:

  •  La elaboración de preparación de supuestos prácticos rigurosos y actualizados de todas las materias de la oposición que debidamente explicados y resueltos facilite la compresión de la materia por el opositor y le permita aprobar en el menos tiempo posible.
  • El seguimiento del opositor en la preparación y exposición de los temas que componen los ejercicios orales de la exposición (4º y 5º ejercicios), que debe realizarse de forma continuada y exhaustiva, con el mismo fin.